Vistas

VISTAS DE MORILES

Vista de Moriles desde la viña del Hornillo, a la derecha de la cuesta del mismo nombre, donde, una vez sobrepasada, se encuentra la aldea de Las Navas del Selpillar, en cuyo extremo sur se ubica la Estación de Moriles – Horcajo, llamada así por el pueblo y el arroyo cercano. La carretera que une Moriles y la vecina aldea de Las Navas del Selpillar recibía antes el nombre de “Carretera de Aguilar de la Frontera a la Estación Moriles – Horcajo”, partiendo de la parte baja de Aguilar, frente a la calle Moriles, pasando por el meollo de Moriles Alto, el pueblo, la aldea de Las Navas y finalmente la Estación.

Vista aérea desde el Camino de la Mojonera, que parte desde la calle San Antonio y finaliza al lado de Casatejada, en la carretera que une las ciudades de Puente Genil y Lucena. En primer plano a la izquierda se observan las naves de Moriles, S.A.; a la derecha, traseras de las casas de la calle Juan Carlos I (Los Pozos); al fondo izquierda, cerro de Casablanca; y fondo derecha, el cementerio.

Vista aérea de Moriles. Siguiendo las agujas del reloj en sentido contrario, abajo y en el centro se observa el Camino de la Mojonera, antes citado, que sube por el cerro de su mismo nombre, llegando a las inmediaciones del cerro del Cortijo Moreno; a su derecha la carretera hacia Las Navas; por encima de esta el cerro de Los Canelas y después el cementerio, el Colegio Público y el Instituto y las instalaciones deportivas (el campo de fútbol, de albero, aparece con un color más anaranjado); por encima de estas, el Cerro del Caracol; en el centro arriba, la bifurcación de las carreteras de Los Llanos y de Monturque; a su izquierda, el Cerro de Casablanca; finalmente, en el lateral izquierdo de la foto, la bifurcación de las carreteras de Aguilar y de Puente Genil, entre las cuales se encuentra el cerro de Los Chaparros. La forma triangular de la población viene determinada por su ubicación, principalmente, en la falda del cerro de Casablanca y su encajonamiento hacia el sur (en la foto esquina de abajo derecha) en busca de la carretera de Las Navas, por la disposición de los cerros de la Mojonera y de los Canelas. Su falta de expansión hacia el sur vino determinada históricamente por estar el término municipal de Lucena pegado a la población, habiendo pertenecido a Lucena media calle San Antonio de Moriles hasta hace unos años. El límite entre ambos términos lo marcaban ( en la foto) el Camino de la Mojonera y su continuación, tras pasar por La Fuente y el antiguo Matadero Municipal, por el Camino de  la Era de Los Canelas (linea oscura en arco que se observa por encima de la carretera de las Navas.

Parroquia de San Jerónimo, la única del pueblo. Inicialmente construida en forma de cruz, con una sola nave y capillas ocupando los brazos de la cruz, en cuya cabecera se instaló un retablo procedente de un convento de Lucena. Hoy, tras las reformas promovidas por el Párroco D. Rafael Serrano Ortiz y con las aportaciones de feligreses y empresas del pueblo, dispone de dos naves laterales que se comunican con la principal por tres huecos en cada lado cerrados en su parte superior con grandes arcos de medio punto. Con dicha reforma se han sumado tres nuevas capillas a la ya existente y que se abría a la derecha de la entrada, y donde se ubica el confesionario y la escalera de subida al coro y espadaña – campanario, conteniendo actualmente las imágenes de Jesús Preso y  en el Sepulcro. Las otras capillas son: una a la izquierda, que contiene la pila bautismal y el Cristo de la Misericordia; la capilla de Jesús Nazareno, a la izquierda del altar mayor, mirando este desde la nave principal, y, a la derecha, la capilla de la Virgen de la Soledad y el Cristo homónimo. En Semana Santa, esos huecos de comunicación entre la nave principal y las laterales sirven para ubicar los tronos, los pasos procesionales, con sus imágenes y ricas decoraciones. un espectáculo digno de ver.

Juan Estrada Aguilera


Deja un comentario