EL NACIMIENTO DE LA FUTURA ALDEA DE ZAPATEROS. EL ORIGEN DE LA VILLA DE MORILES

EL NACIMIENTO DE LA FUTURA ALDEA DE ZAPATEROS

EL ORIGEN DE LA VILLA DE MORILES

Año de 1636. Dieciocho aguilarenses, propietarios de cortijos-lagares en el pago de Zapateros se dirigen al Obispo de Córdoba solicitando licencia para erigir una capilla en la actual calle Pasaje de Moriles.

Sello de “Sapateros”. 1866

“D. Alonso de Ribera, Rodrigo de Varo, Bartolomé de Antequera, Juan Fernández Capote, Diego García Capote, Juan Fernández del Valle, Alonso del Valle Rubio, Cristóbal Ruiz de Carmona, Juan de Arjona el viejo, Juan de Arjona el nuevo, Francisco Ruiz de Gálbez, Fernando García Palacios, Gonzalo de Toro, Dª Ana Domínguez viuda, Alonso de Lucena Caballero, Gonzalo de Morales, Bartolomé del Pino y Francisco Ximénez de Gálbez, todos vecinos de la villa de Aguilar, decimos, que cada uno de nosotros tiene un cortijo y lagar de labor y viña en la parte de los Zapateros, término de esta villa, todos juntos en un sitio,….

…… y nosotros en tiempo de la vendimia y sementera, y en otros del año que labramos las dichas heredades, suele haber en las dichas caserías más que doscientas personas, …..

…..y en medio de todas las dichas caserías está un sitio, que llaman exido, que es común de todos, y muy a propósito, sin arrimar a casa ninguna, sino solo, dándonos su Ilustrísima licencia, estamos con ánimo de hacer una capilla,….

————

…..,presentada la dicha petición, y vista por su Ilustrísima, el dicho señor Gobernador dijo, que daba y dio licencia para los en ella convenidos, a su cuenta y expensas fabriquen y edifiquen la dicha ermita con título de San Gerónimo, y la doten de renta fija y perpetua para sus reparos,…”

Sello de la “Poblasión de los Sapateros”. 1884

En 1777,  algunos de los caseros de esos cortijos y lagares y sus hijos solicitaron al Ayuntamiento de Aguilar terrenos y licencia para edificar las que fueron las primeras casas de la Aldea de Zapateros, futura Villa de Moriles.

Juan Estrada Aguilera

.

.

.

.


Deja un comentario