Morilenses

MIGUEL ESTRADA LARA

Director del Proyecto

Nacido el 3 de junio de 1874 en la aldea de Zapateros, luego Moriles, falleció en su pueblo el 31 de marzo de 1942 a los 68 años de edad. Dejaba viuda, Doña Dolores Jiménez López, dos hijas, Carmen de 34 años y Francisca de 31, y un hijo Julián de 18 años. El 15 de julio de 1920 murió su hijo Miguel a los nueve años de edad. Sus padres eran Julián Estrada Cortés, natural de Puente Genil y carpintero de profesión, y Araceli Lara Pino, natural de Zapateros y agricultora. Era hermano de Carmen y Julián.

D. Miguel, que era Ingeniero Industrial, tras superar los estudios primarios en Zapateros y el bachiller entre los Institutos de Puente Genil y Cabra, cursó estudios superiores en la Escuela Especial de Ingenieros Industriales de Barcelona en los cursos 1893/1894 y 1894/1895, finalizando los mismos en la Internacional Institución Electrotécnica de Valencia. Dejó su carrera profesional para dedicarse de lleno a su sueño: ver su aldea y los pagos de Los Moriles emancipados y convertidos en municipio independiente.

Fue asimismo inventor. Suyas fueron las patentes del “Timbre Estrada” y el “Doble Regulador de lámparas incandescentes” aunque también registro en colaboración con D. Gabriel Briones y Esquivel las patentes de “El Avisador Eléctrico contra el robo” y “La Anunciadora Electromecánica Automática”. Aunque no llego a patentarlos, también fue el creador del “Procedimiento de conmutación de lámparas eléctricas, por medio del Conmutador Fusor” y del “Indicador Avisador de corrientes continuas de baja y alta tensión”

Culminada la emancipación de Moriles, pero sin abandonar su pueblo, Don Miguel Estrada Lara, compaginó su vida pública municipal con la dedicación a diversos proyectos, entre otros, una fábrica de electricidad y harina y el establecimiento de la primera red eléctrica para alumbrado público en Moriles. En las actuales instalaciones de la tienda de los hermanos Ojeda Ruiz en la calle Conde de Colomera, la “matallana”, tienda que siempre se ha conocido como “la fábrica”, se inauguro en febrero de 1921, con el nombre de Nuestra Señora del Carmen,  el primer establecimiento en Moriles para la producción de electricidad, harinas y panificadora. Para ello Don Miguel, junto a otros dos socios, creó la sociedad regular colectiva “Estrada, Bergillos, Contreras y Compañía”, siendo su Director Técnico.

Diario La Voz, 17/08/1920, Córdoba


Deja un comentario